top of page

La Esponja Konjac: El Secreto Asiático para una Piel Radiante


planta konjac

La Esponja Konjac es un producto 100% natural originario de Asia oriental, obtenido a partir de la raíz de la planta Amorphophallus Konjac. Se ha usado en la región desde hace siglos para limpiar la piel de forma suave y natural, convirtiéndose así en una de las primeras alternativas ecológicas a las esponjas tradicionales.


De hecho, la Esponja Konjac es uno de los básicos imprescindibles de la cosmética coreana gracias a sus increíbles beneficios para la piel. Ayuda a realizar una limpieza profunda del rostro, eliminando las células muertas e imperfecciones de forma delicada y efectiva. Asimismo, posee propiedades suaves de exfoliación que dejan la piel radiante.


Pero, ¿Sabes en realidad que es la Konjac?


¿Qué es la Konjac?


Es una planta milenaria asiática (en Corea, Japón y China llevan usándola más de 1.500 años en disciplinas como la medicina, la cocina o el cuidado de la piel), crece en lugares de gran altitud y su composición es un 95% de agua y el resto minerales, por lo que no requiere pesticidas ni químicos para su crecimiento. Lo que se usa para fabricar la esponja como tal es la raíz.


Tiene una larga historia en la medicina tradicional asiática. En la medicina china tradicional, la raíz de Konjac se utilizaba para tratar distintos padecimientos estomacales, circulatorios y cutáneos.


Por otro lado, en Japón, los registros muestran que la esponja Konjac se usaba desde el siglo XVII por las geishas como parte de su ritual de belleza diario para limpiar y suavizar la piel. De hecho, en Japón se le conoce como "esponja de belleza".


Un dato curioso es que durante la Segunda Guerra Mundial, la esponja konjac fue utilizada en lugar de vendajes, por sus propiedades antibacteriales y absorbentes para curar heridas.

Como es una planta alcalina con PH neutro, la esponja Konjac ayuda a estimular la circulación sanguínea y la regeneración natural de las células de tu piel sin dañarla (son dos de sus importantes beneficios para tu dermis). Su primer uso cosmético conocido fue como limpiador de la piel de los bebés.


La esponja Konjac está compuesta por fibras de glucomanano, un polisacárido gelatinoso soluble extraído de la raíz de Konjac. Este componente forma cadenas moleculares que retienen las moléculas de agua, hinchando las fibras de la esponja, lo que da una textura esponjosa y porosa, ideal para la limpieza y exfoliación.

konjacs colores

¿Cómo funciona?


A primera vista, la Esponja Konjac puede parecer áspera y seca. Pero no te dejes engañar, cuando entra en contacto con el agua y se humedece, se vuelve blanda y suave. Esto se debe a fibras naturales que absorben el agua y propiedades calmantes e hidratantes mientras se usa.


Al ablandarse, la textura suave de la Esponja Konjac permite limpiar la piel y al mismo tiempo ofrecer un suave masaje facial que estimula la circulación sanguínea. Además, las pequeñas partículas en su superficie ayudan a eliminar células muertas, impurezas y sebo en exceso.


Y lo mejor es que esta esponja asiática puede acompañarte tanto en el día como en la noche. Por las mañanas, te ayuda a potenciar tus cremas y que el maquillaje se vea perfecto. Y antes de dormir, remueve todas las impurezas del día, dejando tu rostro fresco y descansado. Créeme, después de que la pruebes no vas a querer dejarla de usar, se convertirá en tu mejor amiga para el cuidado de la piel.



Beneficios de la Esponja Konjac


La esponja Konjac es la opción perfecta para el cuidado sostenible de la piel. Unos de sus muchos beneficios son:

  • Es 100% natural y biodegradable. No contamina los océanos.

  • Tiene propiedades exfoliantes para eliminar células muertas y mejorar la textura de la piel.

  • Es hipoalergénica y no irrita la piel sensible.

  • Al humedecerse aumenta de tamaño, por lo que limpia y exfolia con mayor efectividad.

  • Puede usarse tanto para el rostro como para el cuerpo.

  • Es antibacteriana y previene el acné y las infecciones cutáneas.

  • Tiene larga duración, entre 2-3 meses, con el cuidado adecuado.


Más allá de lo anterior, dependiendo del color, tiene beneficios específicos para los diferentes tipos de piel:

  • Blanca: Esta es la versión clásica, color natural de la esponja, cuando se mezcla la raíz de Konjac con el Hidróxido de calcio, ayuda a estimular la circulación sanguínea y la regeneración natural de las células de tu piel sin dañarla, ideal para todo tipo de piel.

konjac blanco

  • Negra: Contiene carbón de Bambú, es adecuada para las pieles grasas y con acné, ya que limpia en profundidad los poros, reduce las bacterias y ayuda a eliminar los puntos negros y la suciedad de la piel.

konjac negra

  • Verde: Contiene arcilla verde francesa, conocida por sus propiedades antiinflamatorias, revitalizantes, calmantes y purificantes.

konjac verde

  • Roja: Enriquecida con arcilla roja, uno de los ingredientes más populares en mascarillas y tratamientos por sus propiedades astringentes, ideal para pieles grasas y mixtas.

konjac roja

  • Amarilla: Enriquecida con jengibre, tiene propiedades antibacteriales, reduce inflamación, reduce el daño de los radicales libres, es ideal para todo tipo de piel.

konjac amarilla

  • Morada: Contiene Lavanda, ideal para pieles secas o maduras, gracias a sus propiedades relajantes, alivia y calma la piel, estimula la regeneración celular de manera efectiva, y equilibra el exceso de cebo removiendo impurezas sin lastimar la piel.

konjac morada


¿Cómo usar la Esponja Konjac?


  1. Lo primero que debes hacer es humedecer tu Esponja Konjac con agua templada, escurrir suave para eliminar el exceso de agua. Como te decimos, sus fibras habrán absorbido la cantidad suficiente. Aunque no es necesario, puedes añadir una pequeña cantidad de tu producto limpiador a la esponja. Conseguirás una limpieza más profunda.

  2. Deslízala por tu rostro en pequeños movimientos circulares, dándote un suave masaje por toda la cara. Notarás una limpieza profunda en tu piel.

  3. Una vez hayas terminado de usarla, enjuaga con abundante agua y escurre la Esponja Konjac, déjala secar, llevan una pequeña cuerdecita incorporada para que te sea más cómodo colgarla.

  4. Para desinfectarla, sumérgela de vez en cuando en agua hirviendo para limpiarla y eliminar las bacterias que se depositen en ella. Se recomiendan guardarla en la nevera (una vez seca), esto con el fin de mantenerla fresca y conservarla en perfecto estado si no vas a usarla durante un tiempo.

La esponja Konjac es un aliado perfecto para el cuidado eco de la piel. Con su uso se obtiene una limpieza profunda y exfoliación suave, dejando la dermis radiante sin dañar el medioambiente.


¡Pruébala y descubre sus increíbles propiedades!

184 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page